Mono Burgos, un sentimiento | LaFerropedia

1991 // ENTREVISTA DE LA REVISTA SOLO FUTBOL

Mono Burgos, un sentimiento

En una reportaje que da vueltas en YouTube, un Germán Adrián Ramón Burgos joven, con tupida porra y anteojos oscuros, cuenta que llegó a Ferro en los años 80s y lo alojaron en la pensión de la calle Neuquén. Su sueño era jugar en Primera. Terminó la secundaria en el Rawson, en Rivadavia y Eduardo Acevedo, e intentó con Inglés -parece que a los tumbos- en el Instituto York, en Donato Álvarez. Hasta que el Maestro Timoteo le dio su oportunidad.

El Mono, por supuesto, era de Mar del Plata. Pero se hizo de Caballito. Por eso le queda perfecto ese fondo con el que posó para la desaparecida revista Solo Fútbol: el tren saliendo de la estación y la barrera baja, sobre Cucha Cucha, a dos cuadras de la sede del club. Burgos tenía ahí 21 años y hacía tres había debutado como profesional.

Después de 104 partidos, se fue, en 1994, para jugar en River y en España. Volvió, a a tribuna, el día que Lanús nos hizo 7 goles antes de bajar a la B. Y con el corazón, como uno de los impulsores de la idea de una estatua para Griguol. El Mono no se olvida de Ferro; la gente de Ferro tampoco se olvida del Mono.

Fuentes

Revista Sólo Fútbol

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com