Un capitán que dejaba todo y uno que no dejó nada | LaFerropedia

2000

Un capitán que dejaba todo y uno que no dejó nada

Ferro jugó por última vez contra San Lorenzo el 31 de marzo de 2000, por la fecha 7 del Clausura. El resultado fue categórico: 0-4. Tiempos muy duros, con el equipo prácticamente sentenciado a la B Nacional y con mayoría de pibes dando la cara.

El más veterano de ese plantel era Mario Grana, un 8 muy metedor, comprometido y criterioso, que llevaba la cinta de capitán como corresponde: transpirando la camiseta. Antes de empezar el partido, le tocó posar en el círculo central del Nuevo Gasómetro con el árbitro de esa noche, Oscar Sequeira, y con el capitán de San Lorenzo, Eduardo Tuzzio.

Tuzzio llegó a Ferro en 2013, ya con 38 años. Todo lo contrario de Grana: con Satanás Páez, un año menor, formó una de las defensas centrales más flojas de las últimas décadas. Lo que más se recuerda del paso de Tuzzio por el club es el penal increíble que erró contra Independiente, un partido que, de haberlo convertido, Ferro probablemente hubiera ganado.

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com