Peñarol, el mejor amigo del otro lado del Charco | LaFerropedia

1933 // LA REPÚBLICA CUBRE UN AMISTOSO DE FERRO EN MONTEVIDEO

Peñarol, el mejor amigo del otro lado del Charco

Dejando de lado una leyenda -no documentada- de un partido contra los tripulantes de un barco inglés a dos o tres años del nacimiento del club, Peñarol es el primer equipo extranjero con el que jugó Ferro en la historia. Los primeros partidos fueron en 1908, uno acá y otro en Montevideo. Las dos instituciones tienen un origen común: son ingleses y ferroviarias de nacimiento. Peñarol fue fundado como club de cricket por 118 empleados de la Central Uruguay Railway Company; Ferro, por los 96 pioneros de la empresa Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, que buscaban espacio para “los ejercicios físicos y el fútbol en particular”.

En total, Ferro y Peñarol jugaron 12 amistosos. Ferro nunca pudo ganar.

En 1933, terminada la temporada, disputaron uno de esos partidos: 0-4, en el estadio Centenario. Peñarol había salido segundo en el torneo local; Ferro, undécimo. La República, un diario que se publicaba entonces, cubrió el partido con una foto previa y otra posterior. En la crónica, se refiere a “un encuentro que no tuvo mayor desgaste de técnica y armonía”.

En la primera foto, de la edición del 29 de diciembre, el epígrafe hace referencia a los “rostros alegres” de “los muchachos que constituyen la delegación de F.C. Oeste”, subidos ya al Vapor de la Carrera, listos para cruzar el Río de la Plata. Entre otros, estaban Atilio Patrignani, Agustín Chapuis y Nicolás Infante. El partido iba a jugarse esa misma noche, pero por alguna razón se postergó para la siguiente.

Los jugadores de Ferro salieron al campo de juego con las letras que componen la palabra Peñarol.  El diario del 31 de diciembre lo elogia como “un gesto cordial y gentil que evidencia franca amistad”. También se refiere a la actuación del equipo, en estos términos no tan amables: “Ferrocarril Oeste es un conjunto discreto (…). Entrenado con justeza, sus hombres demuestran elasticidad muscular y gran habilidad, pero fallan lamentablemente cuando son llamados a cristalizar las acciones en los tantos. Ahí no valen nada; sus delanteros parecen angelitos y en la mayor parte de los casos se muestran inofensivos“…

El último amistoso se jugó en 2014, en el mismo Centenario. Ferro perdió 2 a 0.

Fuentes

Colección familia Chapuis, archivo La República

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com