Rodilleras de arquero, botines de wing | LaFerropedia

1951 // LA ROPA DE ROQUE SAVERIO MARAPODI

Rodilleras de arquero, botines de wing

Roque Saverio Marapodi es un mito. Integra el selecto club de los jugadores que defendieron más de 300 veces la camiseta de Ferro y, además, fue el símbolo del equipo para más de una generación. Era un gran volador, buen penalero. Y, si bien le tocó atajar muchos años antes de que los arqueros se animaran a cruzar la mitad de la cancha, se dio el gusto de jugar como delantero durante 10 minutos completos.

Fue en 1951. El Flaco llevaba dos años como titular y ya era muy popular. “Casi todos los domingos, las crónicas lo señalan como uno de los mejores valores de su equipo. Quienes suelen verlo espaciadamente creen que ataja por casualidad, que la pelota lo busca, le pega en un brazo. Pero es que algunas veces es tan espectacular que realmente parece milagroso”, escribía El Gráfico.

El 27 de mayo, en la sexta fecha del campeonato, Ferro era visitante de Racing, que iba por su tercer título en fila. Empataron 3 a 3. Increíblemente, a la media hora de juego, Ferro le ganaba 2-0 al bicampeón con goles de Alfredo Runzer y Alberto Piovano. Faltando 2 minutos para el final del primer tiempo, Alberto Rastelli tiró un centro desde la derecha, Marapodi saltó para descolgar la pelota, pero atropelló a Llamil Simes, lo chocó en el aire y el árbitro inglés John Muller sancionó penal; pateó Higinio García, el Flaco apenas rasguñó la pelota y Racing descontó. Producto del choque con Simes, Marapodi quedó dolorido en un brazo y fue retirado del campo de juego.

En esa época, por supuesto, no había suplentes ni reemplazos. Fue al arco el half izquierdo Santiago Ardanaz. El diario El Mundo registró como al pasar lo que sucedió a continuación: “En el resto de la etapa no se producen otras variantes; en el complementario, F.C. Oeste presenta su delantera de la siguiente forma: Marapodi, (Julio) Salvucci, (Emilio) Espinosa, (Cándido) González y Runzer”. Efectivamente, El Flaco Marapodi dejó a Ardanaz en su lugar intercambió con él buzo por camiseta y se fue a jugar adelante, con el brazo apoyado a una venda que le colgaba del cuello.

¿Lo habrá acordado con el técnico, José Della Torre?

A los 6 del segundo tiempo, Racing empató: cabezazo de Simes que el improvisado arquero Ardanaz no pudo evitar. Entonces sí, Marapodi decidió regresar al arco y devolvió a a Ardanaz al mediocampo después de sus 10 minutos como wing derecho.

A los 18, García le hizo otro gol al Flaco, esta vez de tiro libre. Y faltando 3, Piovano descontó de penal. Empate histórico por el resultado, por el rival y por la aventura del Flaco Marapodi.

Fuentes

Colección Marcelo Blanco, archivo La Nación, archivo El Mundo

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com