El último equipo que salía de memoria | LaFerropedia

1987 // POSTER DE SUPERFUTBOL

El último equipo que salía de memoria

Los 14 años que duró la era Timoteo tuvieron como característica la apuesta por las divisiones inferiores y la abstención casi absoluta en los sucesivos mercados de pases. Ferro vendía pocos jugadores -porque los mejores iban quedando libres, no sin conflicto– y compraba casi excepcional. Cuando el plantel alcanzaba el punto de equilibrio, los equipos se recitaban de memoria, sobre todo de mitad de cancha para atrás. El último fue el del torneo 1987-88, que dio paso a una nueva generación y, lentamente, al final del ciclo.

Oscar Agonil, Héctor Cúper, Victor Marchesini y Oscar Garré jugaron juntos desde que Marchesini reemplazó definitivamente al Burro Rocchia, después del Nacional 83, y de que Agonil terminara de ganarle el puesto a Mario Gómez, por la misma época. A su vez, en 1988, el Cabezón Cúper y el Ciruja Garré emigraron a Huracán. Y así como en la zaga central se sucedieron el Negro Vázquez, más tarde el Ratón Ayala, en el lateral izquierdo nunca hubo un jugador de ese nivel.

El Ferro de ese año  no hizo una gran campaña. Terminó en el puesto 14 y, por primera vez, en la mitad inferior de la tabla de promedios. Esa fue una temporada traumática: el año en el que Carlos Griguol estuvo en River, reemplazado por el Zurdo López hasta la fecha 33 y Rocchia, como interino, las últimas 5.

Fue, también, el año en que Alejandro Sabella jugó en Ferro. Según el Anuario El Gráfico, que se publicaba entonces con el resumen del torneo, el mejor del equipo fue el joven Fabián Cancelarich, que había debutado en 1986, con 6,11 puntos de promedio y asistencia perfecta en los 38 partidos. Le siguieron el capitán Cúper (5,72, con 36 partidos), Garré (5,65 en 37) y Marchesini (5,38 en 26).

La foto del póster de la revista Superfútbol fue tomada en cancha de Banfield, en setiembre de 1987.

Fuentes

Revista Superfútbol (colección Pablo Abiad)

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com