Sale Rocchia, entra Marchesini | LaFerropedia

1981

Sale Rocchia, entra Marchesini

En la era Timoteo, Ferro era una maquinita no solo porque pasaba por arriba a todos los rivales; también porque era capaz de generar el recambio natural de los jugadores que iban dejando el equipo. Esto sucedió, entre otras razones, porque el club tenía un proyecto, liderazgo, valores y gente con conocimiento y experiencia sostenida en el tiempo: otra época. Probablemente la defensa central fue el puesto mejor cubierto en ese sentido, desde los 80 y -con el último viento de cola- hasta fines de los 90. Víctor Hugo Marchesini es fruto de esa escuela.

Debutó en la última fecha de la fase regular del Nacional 81. Y la primera vez que Carlos Griguol lo puso en el banco de suplentes, lo mandó al campo de juego. Fue a los 24 minutos del segundo tiempo, en lugar del Juan Domingo Rocchia. Ferro ya le ganaba 2-0 a un San Lorenzo al que le quedaba poco tiempo en Primera. Los goles los habían convertido el Griego Andreuchi y el uruguayo Giménez; después haría dos Cacho Saccardi: uno a favor y uno en contra.

Hasta ahí, Marchesini -que no había cumplido los 21- era el pibito de rulos que la rompía en la Reserva. Esa tarde, el Mudo Aleva capturó el saludo a la hinchada después de la victoria. Ahí están él, con el brazo derecho en alto, el Beto Marcico y Cacho.

El partido siguiente, camino a las finales con River, Marchesini no jugó. Tampoco en el resto del torneo. Ni en el Nacional 82.

Timoteo -que bastante más tarde sería su suegro– lo fue llevando de a poco. Rocchia salió campeón con 31 años y varios achaques. Con el Cabezón Cúper, componían una zaga infranqueable. Marchesini ocupó el lugar del Burro como el Negro Vázquez ocuparía el de Cúper o el Mono Burgos el de Teresa Cancelarich.

Marchesini era rápido, muy buen cabeceador; el tipo de defensor que no necesitaba hacer foul para recuperar la pelota y que llegaba al área contraria sin descomponer la defensa. En el Metro 82, no solo se afianzó en la titularidad, sino que hizo su primer gol: a Newells, para ganar 1-0 una noche de fines de septiembre.

LaFerropedia


LaFerropedia@gmail.com